Noticias

70 años de servicio a la ciudad

04 de Junio de 2018    |    Social

Carta del presidente publicada en la revista A bordo con motivo del próximo 70 aniversario del Real Club Náutico de Palma.

JAVIER SANZ

En varias de las cartas que he dirigido a los socios a través de esta revista he insistido en la necesidad de que cada uno de nosotros, miembros de esta entidad, expliquemos a nuestros conocidos y allegados qué es el Real Club Náutico de Palma y a qué se dedica. Algunos me han preguntado por qué creo que es tan importante que divulguemos nuestra labor y yo les he respondido, sin dudarlo, que para garantizar nuestro futuro.

Este año se cumple el 70 aniversario de nuestra fundación. Nadie duda de que el Real Club Náutico de Palma forma parte de la historia de esta ciudad y de la náutica española, ni de que somos un referente internacional. El prestigio no es algo que se pueda conseguir en dos días. Para llegar hasta aquí ha hecho falta el esfuerzo de mucha gente, desde quienes colocaron la primera piedra del puerto hasta el joven regatista que hoy pasea con orgullo el escudo de nuestro club en competiciones nacionales e internacionales, sin olvidar a los socios y directivos que han mantenido la nave a buen rumbo en los momentos delicados, que los ha habido.

Momento crucial

Por fortuna, no estamos en uno de esos momentos delicados –más bien al contrario–, pero si ante uno crucial, puesto que la concesión de las instalaciones públicas que venimos disfrutando desde 1948 está a punto de terminar y para renovarla la ley nos obliga a realizar una serie de acciones y reformas que marcaran el destino del club en las próximas décadas.

El RCNP ha solicitado la ampliación de su concesión hasta 2046 acogiéndose a los preceptos de la Ley de Puertos del Estado que abogan por la conservación de entidades sin ánimo de lucro que, como la nuestra, han contribuido a la popularización de la náutica en España y han garantizado el acceso al mar de miles de ciudadanos.

Para poder optar a conservar nuestras instalaciones hemos tenido que presentar ante la Autoridad Portuaria de Baleares un proyecto de modernización, el cual requerirá una importante inversión económica para la que nos hemos estado preparando durante muchos años. Si hoy podemos mirar con optimismo al futuro del RCNP, es gracias a la previsión y a la buena gestión de las juntas directivas que han precedido a la actual y, por supuesto, al esfuerzo de todos los socios.

La visión a largo plazo que tuvo Gabriel Barceló a finales de los años 90, la asunción de esa filosofía por parte de quienes nos hemos sucedido desde entonces en las labores de gestión y la colaboración de los miembros de la entidad ha hecho que podamos afrontar el reto de nuestra continuidad con fortaleza y expectativas de éxito.

Una cosa me gustaría que quedase muy clara. La Ley nos es favorable por ser lo que somos: un club náutico moderno cuya función primera es la promoción del deporte. Es esencial que no lo olvidemos: ni durante la parte final del proceso de ampliación de la concesión, que empieza ahora, ni una vez que éste quede resuelto.

Comoquiera que esta revista cuenta con numerosos lectores fuera del ámbito del propio club, y aprovechando la ocasión que me brinda la celebración el próximo mes de julio de nuestros 70 años de vida, he decidido extenderme más de la cuenta en esta carta para explicarles a quienes todavía no lo sepan qué somos y por qué merecemos ser considerados como una parte del patrimonio marítimo vivo de nuestra ciudad.

A algunos les resultará repetitivo, pero a otros no dejará de sorprenderles lo que los socios y trabajadores de esta entidad hacemos por la sociedad mallorquina. Como les decía al principio, nunca está de más divulgar nuestra labor, teniendo en cuenta que de ello puede depender nuestro destino.

Tradición, deporte y turismo

El Real Club Náutico de Palma (RCNP) es una de las entidades sociales y deportivas más prestigiosas de España. Cuenta con casi 2.000 familias asociadas y ha sido elegido por la revista Boot Exclusive como uno de los 10 mejores del mundo.

Desde su fundación, a finales de los años 40 del siglo XX, el RCNP se ha caracterizado por su función social y deportiva, y ha sido el referente indiscutible de la actividad náutica en Mallorca como impulsor de algunas de las regatas con más solera de Europa. Tal es el caso de la Copa del Rey de vela, el Trofeo SAR Princesa Sofía, la regata PalmaVela o el Trofeo Ciutat de Palma, la prueba deportiva más antigua de Baleares.

Un poco de historia

El Real Club Náutico procede de la fusión de dos clubes radicados en el puerto de Palma: el Club de Regatas (1891), el más antiguo de Mallorca, y el Club España (1919). Se sabe que ambos clubes organizaban frecuentes regatas de botes y llaüts de vela latina, algunas de las cuales, como la vuelta a Mallorca, han sobrevivido hasta nuestros días.

El RCNP es considerado el “club decano” de Baleares por su vinculación al Club de Regatas, aunque en realidad data de 1948, año en que se inscribió en el registro de asociaciones deportivas y publicó sus primeros estatutos.

Pasión por el deporte

El deporte lo es todo para el Real Club Náutico de Palma, cuyo programa de más de 30 regatas anuales incluye algunas de las competiciones de vela más prestigiosas del mundo.

El Trofeo SAR Princesa Sofía se celebra al inicio de la primavera en la Bahía de Palma desde 1968. En su organización participan, además del RCNP, el Club Marítimo San Antonio de la Playa y el Club Nàutic S’Arenal. En las ediciones que coinciden con el año de celebración de los JJOO puede llegar a reunir a casi un millar de regatistas procedentes de más de 60 países.

PalmaVela es posiblemente la regata más abierta de España y la que ofrece un abanico de participación más amplio. Nacida en 2005 con el objetivo de recuperar la presencia de los veleros de gran eslora en la Bahía de Palma, tomando para ello como referencia el modelo de los encuentros de Cowes o Key West, PalmaVela se convirtió pronto en la gran fiesta española de la náutica, al ofrecer una acontecimiento de gran calidad técnica a flotas de veleros que van desde un pequeño velero adaptado a personas con capacidad a un Maxi de 40 metros de eslora. Sus fechas oscilan entre finales de abril y principios de mayo.

La Copa del Rey de vela es, sin duda, la regata más conocida de cuantas organiza el Real Club Náutico de Palma y la que tiene una mayor proyección en los medios de comunicación. Reúne cada año durante la primera semana de agosto a más de un centenar de embarcaciones de clase crucero y está considerada como la “regata cumbre del Mediterráneo" en su categoría. Su formato “open” de los últimos años ha propiciado su definitivo despegue internacional. Fundada en 1982, ha contado siempre con el apoyo y la participación de miembros de la Familia Real española.

La formación de los navegantes del futuro es uno de los compromisos más firmes del Real Club Náutico de Palma, en cuyo póker de grandes regatas no podía faltar un gran trofeo internacional de clases infantiles y juveniles.

El Ciutat de Palma se celebra ininterrumpidamente en el RCNP desde 1950 y es la prueba deportiva más antigua de Baleares. Desde hace una década se ha convertido en una de las citas de referencia de la clase Optimist en todo el mundo, llegando a superar las 300 unidades de esta embarcación de iniciación a las regatas.
La base de una pasión

La afición por la náutica recreativa nace en los clubes náuticos. En ellos se forjan los regatistas y navegantes del futuro, las personas que harán de la mar su principal pasión.

El prestigio mundial del RCNP es en gran medida fruto de su apuesta por fomentar la afición a la náutica a través de sus escuelas de vela y de piragüismo, por las que cada año pasan más de medio millar de alumnos.

La labor desarrollada desde la base para facilitar el acceso al mar en edades tempranas hace que el Real Club Náutico de Palma cuente con uno de los equipos deportivos más potentes de España, tanto en vela ligera como en piragüismo.

Esta promoción de la actividad náutica como forma de “ocio sano” se lleva a cabo de manera transversal y permite a cualquier joven aprender a navegar e integrarse en los diferentes equipos de competición.

Cultura y sociedad

El Real Club Náutico de Palma, de acuerdo con sus estatutos y a diferencia de otros puertos deportivos, desarrolla una función social a través del fomento del deporte náutico, prestando una especial atención a la vela y al piragüismo de base.

La organización de regatas internacionales tiene, asimismo, un efecto económico expansivo que también puede considerarse como parte de esa contribución social.

La labor del RCNP, sin embargo, va mucho más allá de su vinculación al deporte y se plasma también en un programa de actividades sociales lúdicas que forman parte esencial de la oferta de ocio de la ciudad de Palma.

El club acoge con regularidad conciertos, exposiciones, conferencias, charlas, proyecciones, encuentros gastronómicos y talleres de actividades. Cuenta, además, con una coral propia, formada por socios y amigos de la entidad, que colabora con diferentes orquestas y agrupaciones musicales de Baleares.

El RCNP es, en este sentido, un dinamizador social de primer orden, lógicamente orientado a la divulgación de la cultura de la mar, pero al mismo tiempo abierto a promover otras manifestaciones culturales.

 

Noticias / Etiquetas

Twitter

MapfreBMWSail RacingHostipal Quirón PalmaPlanasAir EuropaBufete Frau